Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2015

"Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody Mary"

Hace años, Mel fue invitada a una fiesta de pijamas en casa de su amiga. Esa noche, estaban un poco aburridas y comenzaron a jugar al juego de verdad o atrevimiento. Cuando fue el turno de Mel, escogió atrevimiento. Una de las chicas dijo: "Atrévete a hacer Bloody Mary". Mel aceptó. Le dieron una vela encendida y la empujaron hacia el baño. Se colocó frente al espejo, dio la vuelta tres veces y dijo: "Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody Mary".
Cuando no pasó nada, se dirigió a la puerta. Pero antes de que pudiera llegar a ella, la vela se apagó. Ella golpeó la puerta, pidiendo a las otras chicas que le abrieran, pero las demás sólo se reían. Se puso contra la puerta, y escuchó como comenzó a salir agua por el lavabo y la bañera, hasta inundar el suelo. Mel gritó, y Bloody Mary salió del espejo ensangrentada. Cuando llegó a Mel, la arrastró por el suelo hasta ponerla frente al espejo. Para finalmente, cortarle el cuello frente a él. A la mañana siguiente, las otras ch…

El payaso

Hace unos años, en Estados Unidos, unos padres decidieron salir una noche a cenar en un lujoso restaurante de su ciudad. Como en otras ocasiones, para cuidar de su hija de 6 años, contrataron a una chica a la que conocían y en la que confiaban plenamente.
Cuando la niñera llegó, la niña ya estaba dormida en su cama. Así que se fue a ver la televisión a otra habitación. Pero algo le llamó la atención en aquella sala. Había una estatua enorme de un payaso, la cuál le daba algo de miedo.
Entonces decidió llamar al padre para ver si podía tapar la estatua con alguna manta, para así quedarse más tranquila. Al comentarle lo sucedido, el padre se quedó callado durante un momento, tras este silencio le dijo: “No tenemos ninguna estatua de un payaso, coge a la niña y corred a la casa de al lado, mientras nosotros llamamos a la policía”. Pero ya era demasiado tarde, cuando fue a por la niña se encontró con que el payaso no era una estatua, sino un hombre disfrazado que había entrado a robar aq…