Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2014

Cadena de rupturas

Esta es la historia de un chico, que tras haber vivido una serie de acontecimientos en su vida, hizo una teoría. La teoría de la cadena de rupturas.
¿En que consiste? Pues en que si eres chica y una amiga tuya deja a su novio, tu tiendes a rallarte y dejar a tu novio también. Cuidado también puede pasar con los hombres, si un amigo tuyo deja a su novia es muy probable que pienses en dejar a la tuya.
¿Pero cómo llegó este chico a esa teoría? Pues muy fácil, todo paso en una tarde de primavera, el grupo de amigas entre las que se encontraba su novia, se enteró de que una de ellas había dejado al novio. Tras esto, a la semana, otra de las amigas dejó a su novio. Según decía fue porque al principio de su relación éste no la había tratado muy bien, pero el chico pensaba que en realidad tenía que ver con que la otra había dejado a su novio la semana anterior.
Mientras todo esto ocurría, el chico empezó a notar rara a su novia, y ésta empezó a decirle que ya no sentía lo mismo que antes por…

Boli prestado, boli perdido

Desde niño no me gustaba prestar mis cosas porque cuando se las dejaba a alguien me las devolvían en mal estado. Por ejemplo, me pedían un lápiz en la escuela y cuando me lo devolvían ya estaba super gastado, de todas las veces que le habían hecho punta antes de devolvérmelo.
Me fui haciendo mayor y en el instituto me pedían cosas y las prestaba, aunque pocas veces me las devolvían como yo las presté. Una vez me pidieron un DVD de un documental y aunque insistí mucho en que me lo devolvieran nunca lo hicieron. Más tarde, también en el instituto, me pidieron unos libros para un año, y adivinar que pasó, no sólo tardaron 2 años en devolvérmelos sino que además me los devolvieron en un estado lamentable.
Por último ya en la universidad, se cumple una regla como si fuese una norma, cada vez que dejo un bolígrafo la persona a la que se lo he dejado se lo lleva.
Después de todo esto y mucha otras cosas, ¿cómo pretenden que preste mis cosas? A partir de ahora, cada vez que me digan préstam…