Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2014

Nochevieja con Mario

Mario está esperando a las doce para comerse las uvas. Vive en Madrid y su familia reside en Almería. Su sueldo es muy bajo y con su salario no ha podido permitirse viajar hasta su ciudad de nacimiento para pasar las fiestas con los suyos. Entre la hipoteca del piso y pagar la luz, el agua y demás gastos del hogar, apenas tiene dinero para gastar en su tiempo libre.
En Madrid, no tiene amigos, y su novia lo dejó hace poco porque no era capaz de proporcionarle lo que ella buscaba. Así que allí está, sentado en una silla que se tambalea y viendo el televisor, esperando a comerse las uvas en completa soledad.
Desde chico se ha comido las uvas con su familia y este año, aunque no pueda estar junto a ellos, piensa comérselas. Espera que el nuevo año le vaya mejor que el pasado, conseguir un ascenso en su trabajo le vendría muy bien, por eso, cada día se esfuerza al máximo por conseguirlo. Pero la crisis sigue afectando, y aunque la empresa en la que trabaja este empezando a mejorar, no cr…

La hoguera

Año 1420, una mujer acusada de brujería está en el centro de la plaza del pueblo atada a un palo. A sus pies, una pila de troncos apilados. Todo está preparado para meterle fuego y que la mujer, presunta bruja, muera quemada.
Todo comenzó semanas atrás, un día que unos niños que iban caminando por el bosque se encontraron a la mujer en una cueva con un caldero. Los niños no tardaron en decirles lo que habían visto en aquellas montañas a sus madres. Una de esas madres era vecina de la mujer, y no dudó en decir por el pueblo que su vecina era una bruja.
La mujer a la que llamaban Isis, era soltera y no tenía hijos. Se defendió de las acusaciones de los vecinos del pequeño pueblo diciendo lo que estuvo haciendo aquel día. Según ella, había salido a recoger setas aquella mañana y cómo le entro hambre en el camino de vuelta decidió hacerse la comida en aquella cueva, como otras muchas veces había hecho.
Esa explicación no convenció a nadie, y al día siguiente, un grupo de hombres se dirig…

Extraña enfermedad

Me llamo Edward, mi novia Elizabeth ha empezado a ponerse enferma, hemos ido al médico. Allí nos atendió el doctor Evans. No sabe lo que tiene. Ha consultado con otros doctores pero nadie consigue dar con lo que le pasa. Ella se siente muy decaída. El médico le ha mandado a hacerse unas pruebas. Ella no quiere que avisemos a su familia para no preocuparla. Ya se siente mejor.
Hemos llegado ya de noche a casa, le he dicho que se tienda en la cama y que descanse. Es medianoche he ido al cuarto, está dormida. Le he encontrado unas marcas en el cuello, llamadme loco, pero son marcas de cómo si la hubiese mordido un vampiro. Pero los vampiros no existen, ¿no?
Me he quedado dormido, al despertarme la he mirado, sigue dormida. No he podido evitar fijarme en sus colmillos, parece que son más grandes que antes.
Ya es de día, ella se ha despertado y parece que se encuentra mejor. No ha comido mucho, pero por lo demás se la ve bien, un poco pálida, pero creo que eso es normal dado el estado en …

Epidemia Zombi

Día 15. La epidemia se extiende por el centro del país, el ejército ha salido a las calles para intentar controlarla, pero parece que es misión imposible.
Día 1. Un virus desconocido hasta el momento se extiende por África. La enfermedad tarda dos días en manifestarse y provoca que aquellos que la padecen se vuelvan agresivos e intenten morder a las personas que los rodean.
Día 2. Entre las víctimas del virus aparece un infectado de nacionalidad europea. El país decide repatriarlo para intentar curarlo. Para ello, manda a un grupo de 8 soldados al país africano en una operación llamada Virus Z.
Día 3. El avión llega al país africano donde está el infectado europeo y los soldados se disponen a rescatarlo. La situación es peor de lo que se pensaba, los infectados vagan por las calles en busca de personas a las que morder. Por suerte, los soldados consiguen salir de allí sin sufrir ningún ataque y repatriar al infectado europeo.
Día 4. Vuelven a su país de origen y allí llevan al enfermo ha…

Especial día de los muertos y Halloween

Esta semana especial día de los muertos y Halloween. Con historias de muertos muy vivos, zombis (zombies en inglés) y vampiros, brujas y fantasmas. No te pierdas ninguna. ;)


Os dejo también el vídeo especial en mi canal de youtube, EVERSY. Espero que os guste. 

El robo de Belver #TweetHistoria

Hace poco empecé una historia en mi twitter, @EVERSYuno, y hoy os traigo la historia completa en esta nueva entrada. Espero que os guste y que la compartáis por las redes sociales. =)

El robo de Belver
Era un día como otro cualquiera en el tranquilo pueblo de Belver. De repente, la calma de aquél pueblo se vio interrumpida por un atraco en uno de los bancos del pueblo. Los policías se acercaron hasta allí, pero ya era demasiado tarde, los ladrones se habían dado a la fuga.
El agente Rincón Camacho se puso manos a la obra y empezó a recabar información para intentar coger a los ladrones. Tras interrogar a los testigos, mirar las cámaras de seguridad y buscar en las bases de datos de la policía, encontró a dos posibles sospechosos. Uno de ellos se llamaba Hugo. Era bajito y delgado, y experto en sistemas de seguridad. El otro se llamaba Belmiro, y era un hombre alto y muy fuerte. Este individuo tenía antecedentes por robo.
En la cartera del segundo sospechoso encontraron un papel con e…

Welcome to Spain

En Irlanda me dispongo a coger un autobús que me lleve al aeropuerto más cercano, dejando allí a una persona muy especial para mí. Tras la despedida y dos horas de autobús, llego al aeropuerto.  Allí me dispongo a coger el vuelo, no sin antes pasar los controles de seguridad. Tras pasarlos, miro la pantalla y veo que la puerta de entrada al avión es la número 6. Llego allí, pero lo único que me encuentro es una azafata de la compañía que me dice en inglés que han cambiado la puerta de embarque a la número four. ¿Four?, le repito para asegurarme de haber escuchado bien el número. “Four”, responde. Me dirijo hacia la puerta número 4 y allí encuentro un montón de gente esperando, supongo que es allí. Espero a que abran la puerta para subir al avión, mientras me distraigo con el móvil.
Suena los altavoces del aeropuerto y dicen algo así como: “Última llamada a los pasajeros del vuelo EI926 con destino…” Abren las puertas y embarco en el avión. Subo y me encuentro yo solo en el asiento si…

Deseo

Deseo estar a tu lado, deseo besarte una vez más, deseo acariciarte, deseo mirar las estrellas contigo, deseo disfrutar con tu sonrisa, deseo...
Miguel de Cervantes dijo: "Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama". Por eso, yo te digo que no sólo te deseo, sino que además, te quiero.

10 mil besos

Espero que disfrutes en tu estancia en Irlanda, que en estos 9 meses de Erasmus te lo pases genial. Yo iré a verte cada vez que pueda, y tú seguro que harás lo mismo. Te haré visitas sorpresa, espero que no coincidan con las visitas que me vayas a hacer tú, porque sino la sorpresa se convertirá en pesadilla.
Me gustaría irme contigo estos 9 meses y ayudarte en todo lo que pudiese, pero por desgracia mis estudios están aquí en España. Eso por no mencionar mi pésimo inglés, el cuál tengo que mejorar.
Nos veremos por skype y te llamaré cada vez que pueda. Espero que aprendas mucho y que vivas una experiencia maravillosa. Que sepas que aunque estés lejos me tendrás aquí para todo lo que necesites. Y no olvides que 10 mil besos míos te esperan a tu regreso.

Disney Pixar: Creadora de historias

Desde que Pixar comenzó a producir sus películas han creado grandes historias. En este blog de historias no podía faltar un post dedicado a está compañía que hace que sus películas sean disfrutadas tanto por niños como por adultos.
Si bien, debo reconocer, que alguna de sus últimas películas como Cars no me han acabado de convencer. No obstante, desde niño me han encantado las películas de esta empresa. Toy Story, película con la que lograron un Óscar especial por realizar la primera película animada por ordenador de la historia, es una de mis preferidas. Desde niño he crecido viendo está película y aún hoy en día sigo disfrutando al ver todas las demás películas que van sacando de Toy Story. Como olvidar al Sheriff Woody y a Buzz Lightyear. Como olvidar sus frases: “¡Hay una serpiente en mi bota!”, “Eso no es volar, eso es... caer con estilo”, “¡Hasta el infinito, y más allá!”(en la versión original: “To infinity and beyond”)…

Otra película que me gustó bastante fue la película UP, …

La leyenda de la casa maldita

Todo comenzó cuando dos parejas decidieron alquilar una antigua casa para pasar una semana de vacaciones.  La casa estaba situada en un campo cerca de un pequeño pueblo al sur de España. Una pareja estaba formada por Néstor y Verónica, y la otra, por Gabriel y Carla.
Cuando llegaron a la casa, todo parecía normal, la casa estaba muy bien. Tenía dos plantas, y los muebles eran bastante nuevos, sólo una habitación tenía un inmobiliario anticuado. Decidieron dejar ésta última habitación de lado y acomodarse en los otros dos cuartos que tenía la casa. Tras acomodarse, decidieron hacer algo rápido para cenar y acostarse temprano, ya que venían cansados del viaje. Durante esa noche Néstor escucho un ruido, pero le echo las culpas a un árbol que había cerca de la casa y con el viento se movían sus ramas.
Durmieron bien y al día siguiente, decidieron ir andando hasta el pueblo que estaba a pocos minutos. Cuando llegaron al pueblo entraron en un bar, allí se sentaron en una mesa mientras habl…

ONO. Estafa tras estafa

Hoy os traigo la historia de una compañía telefónica presente en España y que recientemente ha sido adquirida por la empresa Vodafone.
Hace meses unas chicas que vivían en un piso de estudiantes decidieron contratar Internet para el piso alquilado. Lo contrataron de 30 Mb con una permanencia de un mes, o eso fue lo que le dijo la operadora con la que contactaron.
El problema vino en el mes de Junio cuando iban a dejar el piso alquilado e iban a quitar el Internet. Cuando llamaron para dar de baja el Internet (tuvieron que llamar a un número de pago porque ONO no tiene un número gratuito de atención al cliente) les dijeron que si lo querían quitar tenían que pagar 125€ porque el Internet que tenían contratado tenía permanencia de un año. ¿Pero cómo que tenía permanencia de un año si la operadora con la que contrataron el servicio les dijo que sólo tenían permanencia de un mes?
Las chicas indignadas fueron a la oficina del consumidor a explicar lo que les había pasado y a poner una …

Odio infinito

Odio infinito a las guerras en las que nunca hay vencedor sólo vencidos. Odio infinito a los corruptos que nos rodean. Odio infinito a la codicia que rompe el saco. Odio infinito a la justicia que no se hace. Odio infinito a las armas que el diablo carga. Odio infinito a no poder hacer nada para solucionar las cosas. Odio infinito a las épocas de exámenes. Odio infinito a las personas que van al cine, a todo, menos a ver la película.  Odio infinito a que me manipulen como a una marioneta. Odio infinito a que me odien. Odio infinito a pensar en alguien que no pensara en mí.  Odio infinito a no poder estar a tu lado. Odio infinito…


¿Qué más odias tú? Deja tu comentario.

El significado de los sueños

Hace unos años un profesor de inglés que daba clases en un instituto mandó a sus alumnos a escribir una pequeña redacción en la que describieran los sueños que tenían por las noches.
Uno de sus alumnos escribió esto:
I have a dream where I fall from my balcony of a fourth storey and I never crash into the ground. Immediately soon after the dream I awake alarmed. This dream is a nightmare for me and it recurs many nights.
Other dream that I often have is about that I´m dogged by a stranger. I attempt to escape but I can´t. In the end of the dream I can escape of the stranger.
These are some of the dreams that I have every night, although I have other dreams more interesting, but I keep these for me.
In conclusion, Calderón de la Barca said that: “The life is a dream and the dreams , are dreams. In Spanish: “La vida es sueño y los sueños, sueños son. I think that it´s true.
El profesor de inglés vio en estas redacciones la gran imaginación que tenían algunos de sus alumnos. Este profesor…

Todas las canciones hablan de ti

Un chico llamado Ricard estaba en su habitación escuchando la radio. Acabó una canción y comenzó a sonar otra que trataba sobre una chica. Escuchando ésta canción Ricard sólo podía pensar en esa chica que le gustaba tanto. Él pensaba en ella cada vez que sonaba una canción en la radio cuyo tema giraba en torno al amor, y la verdad, la gran mayoría de canciones tratan sobre dicho tema. Se ponía a imaginar la historia que contaba la canción junto a la chica que deseaba. Era inevitable, cada vez que escuchaba una canción de amor, se le venía esa chica a la cabeza.
Pasaron los días, y por fortuna para Ricard, la chica le concedió una cita. Él estaba súper contento y decidió que su primera cita sería de película. Fue a recogerla y le llevó un ramo de flores, después la invitó a cenar, y por último, se fueron a un lugar apartado en donde mirar las estrellas. Estando sobre una manta y mientras miraban las estrellas puso música de fondo y empezó a sonar una canción de amor. Esa canción que n…

Yo perdí en Lo Sabe No Lo Sabe (LSNLS)

Yo participe en LSNLS. Aún me acuerdo de aquella experiencia, fue un día que iba caminando por la ciudad en la que estudio. Yo iba de camino para la estación de autobuses para venir hacia mi pueblo. Entonces vi a lo lejos unas cámaras, que poco a poco fueron acercándose a mí. De repente me encuentro hablando con el presentador del programa. Yo muy nervioso, no sabía que decir y contestaba lo que primero que se me pasaba por la cabeza.
Entonces apagaron las cámaras y tuve que firmar unos papeles para poder participar. Tras esto, empecé a concursar con tan mala suerte que perdí en la primera pregunta. Tal vez por eso, y por lo mal que lo hice, jamás salí en televisión. El programa en el que salía jamás se emitió.
Pero bueno da igual, lo importante es que disfruté de la experiencia y tengo una cosa más que contar. Además me regalaron una blusa de consolación.

Tengo mil historias que contarte

Todo comenzó cuando un chico conoció a una chica. Él le contaba historias que le habían ocurrido en su vida para entretenerla, y ella las escuchaba entusiasmada. 
Un día, el chico pensó que ya era hora de dar el paso y declararle su amor a la chica. No se le ocurrió otra forma de hacerlo que contándole una historia. En la historia contaba cómo se fue enamorando de aquella chica y todo lo que le gustaba de ella: su sonrisa, que sabía escuchar, que era muy guapa… Al acabar la historia, le preguntó que si quería ser su novia y pasar de escuchar aquellas historias a formar parte de ellas. La chica le respondió que sí. Fue entonces, tras besarla, cuando el chico le dijo: "Tengo mil historias que contarte". 

Cadena de rupturas

Esta es la historia de un chico, que tras haber vivido una serie de acontecimientos en su vida, hizo una teoría. La teoría de la cadena de rupturas.
¿En que consiste? Pues en que si eres chica y una amiga tuya deja a su novio, tu tiendes a rallarte y dejar a tu novio también. Cuidado también puede pasar con los hombres, si un amigo tuyo deja a su novia es muy probable que pienses en dejar a la tuya.
¿Pero cómo llegó este chico a esa teoría? Pues muy fácil, todo paso en una tarde de primavera, el grupo de amigas entre las que se encontraba su novia, se enteró de que una de ellas había dejado al novio. Tras esto, a la semana, otra de las amigas dejó a su novio. Según decía fue porque al principio de su relación éste no la había tratado muy bien, pero el chico pensaba que en realidad tenía que ver con que la otra había dejado a su novio la semana anterior.
Mientras todo esto ocurría, el chico empezó a notar rara a su novia, y ésta empezó a decirle que ya no sentía lo mismo que antes por…

Boli prestado, boli perdido

Desde niño no me gustaba prestar mis cosas porque cuando se las dejaba a alguien me las devolvían en mal estado. Por ejemplo, me pedían un lápiz en la escuela y cuando me lo devolvían ya estaba super gastado, de todas las veces que le habían hecho punta antes de devolvérmelo.
Me fui haciendo mayor y en el instituto me pedían cosas y las prestaba, aunque pocas veces me las devolvían como yo las presté. Una vez me pidieron un DVD de un documental y aunque insistí mucho en que me lo devolvieran nunca lo hicieron. Más tarde, también en el instituto, me pidieron unos libros para un año, y adivinar que pasó, no sólo tardaron 2 años en devolvérmelos sino que además me los devolvieron en un estado lamentable.
Por último ya en la universidad, se cumple una regla como si fuese una norma, cada vez que dejo un bolígrafo la persona a la que se lo he dejado se lo lleva.
Después de todo esto y mucha otras cosas, ¿cómo pretenden que preste mis cosas? A partir de ahora, cada vez que me digan préstam…

¿Me quiere o no me quiere?

Era primavera y Elisa estaba paseando por el campo. En su camino encontró unas margaritas y decidió coger una y hacer lo que hacía de pequeña para saber si el chico que le gustaba la quería. Elisa cogió la flor y empezó a arrancar los pétalos mientras iba diciendo: Me quiere, no me quiere, me quiere… Llegó al último pétalo y le tocó no me quiere. Entonces cogió otra margarita y empezó a deshojarla, mientras decía lo de me quiere, no me quiere, me quiere… ¡Me quiere! Gritó entusiasmada.
Era sólo un juego, y como es de esperar, esto no significaba que el chico la quisiera o no. Pero sin darse cuenta, con este juego aprendió una cosa importante. Al coger la primera margarita le tocó que el chico no la quería. ¿Y que hizo ella? Cogió otra margarita. Así aprendió a que si una persona no te quiere no debes perder el tiempo con ella, sino en su lugar, lo que debes hacer es buscar a otra persona que te quiera y te cuide.

La leyenda de las tres cruces

Según cuentan existe un pueblo rodeado de montañas donde por invierno hay una gran cantidad de tormentas y las lluvias son abundantes. Debido a esto, de las montañas se solían desprender muchas rocas y, además, había numerosas inundaciones. Esto hacía que los vecinos no pudiesen vivir tranquilos.
Sobre principios del siglo XVIII los habitantes de aquella población, hartos de las inundaciones y de los desprendimientos de rocas durante el período invernal, acudieron al fraile Buenaventura para que les diese una solución. 
Este monje que vivía en un convento, que había fundado él mismo en aquella preciosa localidad, pensó una solución. Tras consultarlo con su señor, según él, le dijo al pueblo que iba a colocar tres cruces bendecidas, una cruz en cada uno de los cerros que rodeaban al pueblo.
Tras colocar las cruces, ya no se volvió a caer ninguna roca de esas montañas. Las cruces cumplían su misión de proteger el pueblo.
Unos años más tarde, en su lecho de muerte, el fraile Buenaventur…

El trayecto en autobús

Era una mañana de junio y el sol brillaba en el cielo azul. Me disponía a coger un autobús para ir a ver a Elisa a una población cercana.
Tras soltar mi maleta en el maletero, me dispuse a subir en el autobús. Al montarme el autobús estaba medio vacío así que pude elegir asiento. Me senté junto a la ventana en la quinta fila. Como era junio tenía un examen cerca y pensé en estudiar durante el trayecto. Pero hubo varias cosas que me distrajeron y por las que desistí en el empeño de estudiar.
Comenzó el viaje, y en la tercera fila viajaba un travestí que inició una conversación con la señora que iba al lado de él. Yo irremediablemente me enteré de lo que estaban hablando. Resulta que esta persona trabajaba cuidando ancianos y empezó a contarle a la señora una cosa que le había sucedido en un piso de ancianos en el que trabajaba. El travestí cuidaba a un matrimonio de personas mayores y ninguno de los dos ancianos podían ir solos al baño por sus problemas de salud. Cada vez que llevaba …

"La princesa, el príncipe y el dragón"

Érase una vez una princesa que quería salvar a su príncipe que estaba prisionero en la torre más alta de un castillo. Consiguió entrar escondida en aquella fortaleza. Y una vez que estaba debajo de la torre dispuesta a salvar al príncipe apareció un enorme dragón.
Final feliz
La princesa cogió un escudo del suelo y sacó la espada para luchar. Y tras un largo combate consiguió matar a aquel dragón.
Ahora sólo le quedaba sacar de la torre a su príncipe. Por suerte, encontró unas escaleras escondidas por el castillo y consiguió así su objetivo. Así el príncipe y la princesa fueron felices y comieron perdices.
Final triste
La princesa estaba dispuesta a luchar contra el dragón, pero entonces aparecieron dos soldados del castillo y la hicieron prisionera en una torre al lado del torreón del príncipe. Así la princesa y el príncipe nunca jamás pudieron volver a tocarse.

La primera vez que te vi

La primera vez que te vi estabas en un banco sentada con tus amigas. A un amigo mío le gustaba una amiga tuya, y yo, atrevido por aquel entonces, fui a preguntarle a tu compañera que si quería conocer a ese amigo mío. Ella me dijo que no y se puso colorada, mientras tú no parabas de reírte de aquella situación.
Tras aquello decidí agregarte a una conocida red social para hablar contigo y conocernos. Al principio empezamos hablando de cómo juntar a nuestros amigos pero poco a poco empezamos a cambiar de tema y nos fuimos conociendo.
Pasado un tiempo, te vi por la calle con tu amiga y empecé a hablarte. Estaba tan nervioso que no sabía que decir. Aunque tú tampoco sabías de que hablar.
Un mes más tarde, nuestros grupos de amigos se juntaron y comenzamos a salir juntos. Ahí me dio tiempo a conocerte mejor, y tras varios meses detrás de ti. Un día me decidí a decirte lo que sentía.
Fue una noche de sábado en la que te mire a los ojos y tú me miraste a mí, y finalmente se juntaron nuestro…

La chica de la quinta fila

Todo comenzó un día al finalizar mi clase de recursos humanos en la facultad. Un alumno erasmus se dirigió a mí y me preguntó que si podíamos cambiar la clase de horario y darla una hora antes, para que así no tuvieran una hora libre entre una clase y otra. Yo le contesté que si se ponía de acuerdo todo el grupo no tendría problemas en cambiar la hora.
En la siguiente clase, el mismo alumno levantó la mano y tras yo darle permiso para hablar, se levantó, y propuso al resto de compañeros el cambio de horario. Se escuchó un murmullo en la clase y parecía que todos estaban de acuerdo con aquel estudiante. Entonces yo dije: "Si una sola persona no quiere cambiar el horario no lo cambiaremos". Y seguidamente pregunté: "¿Hay alguien que no esté de acuerdo?".

Sorprendentemente una chica levantó la mano, sin dejarse llevar por las opiniones de sus compañeros. Todo el mundo giro la cabeza para mirar quién había levantado la mano. Yo me quedé perplejo por la valentía que mo…

La sonrisa de Elisa

Cada mañana que me levanto a tu lado lo primero que miro es tu cara, cuando más me gusta es cuando estás sonriendo. Tu sonrisa fue en lo primero que me fijé la primera vez que te vi. Y ahora cada mañana es lo que quiero ver al despertar. Esa sonrisa que tienes me encanta.
Como decía William Shakespeare: "Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada". Sin duda tenía razón, porque tú con una sonrisa consigues sacar lo mejor de mí, captas toda mi atención y te doy lo que quieras para que cada vez que te mire me vuelvas a sonreír.
El problema está en que no siempre puedo hacerte sonreír porque mi estado de ánimo no me lo permite, así que lo único que te pido, Elisa, es que en esos días seas tú la que con tu sonrisa y apoyo me hagas feliz.

Noche sin sexo

Tomás era un joven estudiante universitario que vivía en un piso compartido con otros dos estudiantes. Su habitación estaba separada por un fino tabique de los dormitorios de sus compañeros.
Tomás era una persona que daba muchas vueltas en la cama, se movía mucho, y algunas mañanas aparecía destapado, sin ninguna manta. Una noche se fue a dormir y su cama hacía ruido con cada uno de sus movimientos.
A la mañana siguiente, se despertó temprano para ir a su facultad. Cuando iban de camino él y su compañera de piso, ésta le dijo que esa noche no había podido dormir bien porque decía que el vecino no había parado de hacerlo en toda la noche. Lo que no sabía su compañera era que los ruidos que había escuchado no provenían de la casa del vecino, sino que se produjeron en la habitación de Tomás. Éste al oír eso, le entraron ganas de reírse, pero en lugar de decirle lo que realmente había sucedido, le siguió la corriente y le respondió: "Yo también escuche algo anoche". 
Al día sig…

El niño que soñaba con ser héroe

En 1990 había un niño que se pasaba el día leyendo cómics y viendo dibujos animados de superhéroes. Este niño soñaba con ser uno de ellos cuando se hiciese mayor. Se imaginaba con una capa ondeante al viento y una máscara que ocultaba su identidad. Como casi todos los héroes necesitaría tener un empleo para ganarse la vida y compaginarlo con su deber de salvar el mundo. El pensó, como no, trabajar de periodista.
El niño se fue haciendo mayor y se dio cuenta de que nunca lograría ser un superhéroe como los que aparecían en sus cómics, entre otras cosas porque no encontraba a la araña adecuada, ni provenía de otro planeta, y por tanto, no tenía poderes. Este niño era normal como cualquier otro niño de su edad.
Llego un día en el que el niño se dio cuenta de que no le hacía falta superpoderes para ser un auténtico héroe. Y entonces pensó en hacerse bombero, de esta forma ayudaría a la gente y podría ganarse la vida. Así fue como el niño que leía cómics pasó a ser un héroe de carne y hue…

Recuerdas...

Recuerdas aquel viaje a París, lo pasamos genial. Vimos la Torre Eiffel, admiramos las mejores obras del Museo del Louvre, fuimos a Disneyland…
Recuerdas aquel puente en el que colgamos un candado. En un lado del candado pusiste nuestros nombres y, en el otro, POUR TOUJOURS (Para siempre en francés). Buscamos un sitio donde colocarlo y lo cerré.
Yo tenía las 2 llaves que traía el candado, me pediste las llaves y te dí una. La tiraste al río. Tras esto te distes cuenta de que el candado traía dos llaves, una de las cuáles tenía yo en la mano. Te enfadaste un poco porque querías haberlas tirado las dos tú al mismo tiempo. Yo te dije: "Voy a tirarla ahora". Pero me dijiste con tono de enfado: "Ya no hace falta". Entonces yo me guarde aquella llave en el bolsillo.
El otro día discutimos, por una tontería para mí pero para ti fue algo muy serio, tan serio que me dejaste.
Hoy en un rincón de mi habitación, desolado, recuerdo los momentos que pasamos juntos,  y en especi…